No me puedo imaginar lo que debe de haber sido ser la madre de David Beriain Amatriain los últimos 25 años. Qué orgullo de hijo. Y qué miedo por tu hijo.

Cuando no estaba en el norte de Irak entrando clandestinamente en un país en guerra, estaba preparando la mochila con ropa para la selva colombiana, donde le esperaban unas FARC a las que nadie había tenido acceso hasta entonces. O hacía el petate para los cambios de temperatura de Sinaloa, donde se ganó tal respeto entre los miembros del cartel que hasta le compusieron un narcocorrido. Nos quedábamos más…

Rafacores

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store